Decorazioni, Pasticcerie, Pagliacci, FotoVideo, Cantanti, Asilo NIdoRistoranti, Bar, GelateriaAvvocati, Dentisti, Medici, Caf, Informatici, tecnici, professionistiEstetica, Parrucchieri, Cosmetici, Nutrizione, BenessereAlimentari, Vestiti- Scarpe, ArtigianatoTours, Biglietteria, Corriere, MutuiRistrutturazioni, Idraulici, Elettricisti, ImbianchiniConsolati e AmbasciateApri la mappa

Locales

Rho. Agresiones feroces contra su mujer. Detenido ciudadano peruano

Fuente: Milano Today
Rho. Agresiones feroces contra su mujer. Detenido ciudadano peruano

6 Jun.- Aferró a su esposa por el cuello evitándole de respirar y mientras la tenía bloqueada contra la pared, con la otra mano le propinaba golpes de puño en el rostro. Una vez caída al suelo continuaba golpeándola a patadas. En el fragor de la paliza, el agresor golpeó con un puño al hijo de un año que la mujer tenía en brazos en el tentativo de protegerlo de la furia del hombre.

Según lo informado por el medio Milano Today, la mujer, una italiana de 22 años, y el niño fueron rescatados de la golpiza gracias a la tempestiva intervención de la policía de Rho-Pero en el departamento de la familia en piazza San Vittore de Rho.

La agresión tuvo lugar en las primeras horas de hoy miércoles 6 de junio. No era la primera vez que la joven sufría la violencia de su compañero, un ciudadano peruano de 25 años, pero por temor a posteriores venganzas jamás había dicho nada.

Madre e hijo fueron transportados al hospital donde se les han pronosticado 25 y 10 días respectivamente de curas. La agresión inició poco después del regreso a casa del sudamericano que se había ausentado de su hogar durante toda la noche. Los golpes habrían comenzado luego que la mujer le preguntara donde había pasado la noche. 

La joven instintivamente corrió a abrazar el niño. Un gesto protectivo y materno pero que no detuvo la furia del hombre. La joven logró liberarse de la golpiza y llamar a su hermana quien inmediatamente pidió ayuda a la policía.  

El peruano fue arrstado por maltratos en familia agrabados y, tras la identificación en comisaría, conducido al carcel de San Vittore. Su actitud ante la autoridad fue siempre desafiante e indiferente, según indicaron los uniformados, y en ningún momento solicitó información sobre el estado de salud de su esposa e hijo, al momento internados en el hospital.

Estndo ya en el hospital la mujer confirmó a la policía que las agresiones se repetían desde hacía tiempo, incluso desde el embarazo con el riesgo concreto de la pérdida del niño. En julio del 2017 la mujer había encontrado la fuerza para abandonar a su pareja e ir a vivir a casa de su madre pero luego se dejó convencer de la promesa del marido de que el hecho no se repetiría, promesa que no se mantuvo.