Decorazioni, Pasticcerie, Pagliacci, FotoVideo, Cantanti, Asilo NIdoRistoranti, Bar, GelateriaAvvocati, Dentisti, Medici, Caf, Informatici, tecnici, professionistiEstetica, Parrucchieri, Cosmetici, Nutrizione, BenessereAlimentari, Vestiti- Scarpe, ArtigianatoTours, Biglietteria, Corriere, MutuiRistrutturazioni, Idraulici, Elettricisti, ImbianchiniConsolati e AmbasciateApri la mappa

Locales

Milán. Condenan a 17 años al asesino de "Piazzale Loreto"

Milán. Condenan a 17 años al asesino de "Piazzale Loreto"

4 Dic.- Una condena de 17 años y cuatro meses de cárcel para E.M.O, éstas las iniciales del ciudadano dominicano de 26 años que el 12 de noviembre del año pasado mató con dos disparos de pistola a un connacional, A.R.R., en "Piazzale Loreto" de la capital lombarda. 

Cambio de decisión para el juez Piero Basilone, que inicialmente había pedido 30 años para el dominicano y ahora cambia la condena a menos de 18 años. 

La decisión del cambio se basa en un "comportamiento colaborativo" por parte del imputado. De cuanto se deduce, la justicia habría recalculado la pena bajo las declaraciones espontaneas aportadas por el detenido. 

Gracias a las investigaciones y los films de las telecámaras del lugar fue posible reconstruir el rol del agresor y la complicidad de una tercera persona, aún prófugo de la justicia, en el asesinato. Las causas del mismo serían el ajuste de cuentas por una deuda impaga por drogas de 10 mil euros. El aún prófugo habría ejecutado las primeras puñaladas contra la víctima mientras que el detenido lo ultimó con dos disparos de Beretta calibre 7.65 uno de los cuales no impactó en la víctima.

Con declaraciones espontaneas el detenido ha reconocido que cerca de las 5 de la tarde, un par de horas antes del homicidio, su cómplice le llamó por teléfono y le dijo "tenemos que matarlo o mandarlo al hospital". El cómplice se presentó con una pistola y un cuchillo cediéndole la pistola. La agresión tuvo lugar a las 19 horas en proximidades de una poblada salida de la linea metropolitana y en medio a transeúntes aterrorizados. Desde ese momento el alcalde de Milán, Giuseppe Sala, solicitó al ejercito la presencia de más efectivos en Via Padova.