Decorazioni, Pasticcerie, Pagliacci, FotoVideo, Cantanti, Asilo NIdoRistoranti, Bar, GelateriaAvvocati, Dentisti, Medici, Caf, Informatici, tecnici, professionistiEstetica, Parrucchieri, Cosmetici, Nutrizione, BenessereAlimentari, Vestiti- Scarpe, ArtigianatoTours, Biglietteria, Corriere, MutuiRistrutturazioni, Idraulici, Elettricisti, ImbianchiniConsolati e AmbasciateApri la mappa

Latinoamerica

Ecuador va más lejos en caso Assange, Londres rechaza status diplomático

Ecuador va más lejos en caso Assange, Londres rechaza status diplomático

11 ene.- Tan solo 24 horas después de que Ecuador pidiera "cooperación internacional" para buscar una salida al caso del hacker australiano Julian Assange refugiado en la embajada de ese país en Londres, la cancillería a informado que el país le ha otorgado el beneficio de la nacionalidad al hombre acusado de delitos sexuales.

La canciller María Fernanda Espinosa ha inisistido en que le la gestión de Lenín Moreno dará continuadidad en la protección iniciada por el ex presidente Rafael Correa, medida que ha sido ratificada este miércoles. "Seguiremos protegiendo a Julian Assange. Somos una país defensor de derechos humanos", escribió en la cuenta oficial de la cancillería ecuatoriana.

Tras haber concedido la ciudadanía ecuatoriana a Assange para luego ofrecerle un cargo diplomático en modo de concederle inmunidad política, el gobierno ecuatoriano solicitó dicho status al Reiu Unido. Sin embargo Londres no ha concedido esta petición. La posibilidad de que Assange figure como funcionario diplomático de la embajada le permitiría salir del edificio sin ser detenido y podría así abandonar territorio británico.

El periodista, de 46 años, era requerido desde 2010 por las autoridades suecas en relación con las acusaciones de dos mujeres por supuesto abuso sexual, pero finalmente Suecia archivó la causa el pasado mayo al no poder avanzar en la investigación.

Sin embargo, la Policía ha dejado claro que Assange será detenido si sale de la embajada por no haber cumplido con las condiciones de su libertad condicional impuestas por la Justicia británica en 2012.

El fundador de WikiLeaks, cuyo portal reveló hace unos años miles de cables confidenciales y comprometedores del Gobierno de EE.UU., teme que si es detenido por los agentes británicos, sea después extraditado a EE.UU. para ser juzgado por estas filtraciones.