Decorazioni, Pasticcerie, Pagliacci, FotoVideo, Cantanti, Asilo NIdoRistoranti, Bar, GelateriaAvvocati, Dentisti, Medici, Caf, Informatici, tecnici, professionistiEstetica, Parrucchieri, Cosmetici, Nutrizione, BenessereAlimentari, Vestiti- Scarpe, ArtigianatoTours, Biglietteria, Corriere, MutuiRistrutturazioni, Idraulici, Elettricisti, ImbianchiniConsolati e AmbasciateApri la mappa

Locales

Cuánto aportan los inmigrantes a la economía italiana?

Cuánto aportan los inmigrantes a la economía italiana?

6 Jul.- Muchas son las discusiones surgidas en los recientes meses sobre el costo de recibir inmigrantes en Italia. Pero desde que funcionarios del Inps advirtieron la necesidad de integrar nueva fuerza de trabajo a la economía nacional para mantener el sistema jubilatorio se hacen diversos cálculos sobre el aporte de los extrajeros a las arcas locales.

Para el ministro de economía en el 2018 la gestión de los inmigrantes costará 4 mil 600 millones euros. Europa aporta 80 millones. Esos fondos sirven para el auxilio en mar, recepción, sanidad e instrucción.

Pero lo cierto es que los extranjeros además generan un aporte a la economía local, creando valor, pagando impuestos, etc. Si el saldo es positivo o negativo es parte del debate. Estos son los números de la influencia en la economía de los 5.5 millones de extranjeros en Italia: 

De los 2,4 millones de extranjeros ocupados, la fundación Leone Moressa estima que realizan un aporte al PBI (producto bruto interno) de 130 mil millones de euros, casi el 9% del PBI. Según Confindustria es de 120 mil millones.

Las remesas anuales que los extranjeros realizan hacia sus países de origen (extrayendo recursos del mercado local) es de 5 mil 500 millones de euros. 

Además de los asalariados hay empresarios extranjeros (pequeños medianos y grandes). Según Unioncamere son 600 mil y representan el 42% del aumento que las empresas registraron en el 2017. 

En cuanto al pago de las tasas e impuestos por parte de los inmigrantes regulares, sólo de Irpef se pagaron en 2016 7.200 millones de euros.

Tres cuartos de las "colf y badanti" en los hogares italianos son extranjeros, principalmente de origen filipino, ucraniano y peruano. Sobre la muletilla de que "los extranjeros roban el trabajo a los italianos" hay mucho que discutir. Trabajos como el de cuidado a ancianos o trabajos de estación en agricultura son empleos que los italianos no realizan no obstante los altos índices de desocupación.

En cuanto a las jubilaciones, los inmigrantes aportan 8 mil millones en contribuciones y reciben 3 mil millones en prestaciones: un saldo positivo para la economía italiana de 5 mil millones. Para compensar la caída de la natalidad, "la amenaza más grave al sistema jubilatorio italiano" , según el Inps hace falta el aporte de 140 mil inmigrantes más cada año. O bien deberían emigrar menos italianos, en el 2016 emigraron 115 mil italianos hacia otros países. Mientras la inmigración se encuentra en baja, la emigración continúa estable.

Los dos números que llevan al pasivo la presencia de inmigrantes se registran en el sistema sanitario, casi la mitad de las asistencias en sanidad pública son solicitadas por extranjeros, y el sistema penitenciario donde el 34% de los detenidos son extranjeros sobre un índice de casi 9% de extranjeros con respecto a la población total italiana.