Decorazioni, Pasticcerie, Pagliacci, FotoVideo, Cantanti, Asilo NIdoRistoranti, Bar, GelateriaAvvocati, Dentisti, Medici, Caf, Informatici, tecnici, professionistiEstetica, Parrucchieri, Cosmetici, Nutrizione, BenessereAlimentari, Vestiti- Scarpe, ArtigianatoTours, Biglietteria, Corriere, MutuiRistrutturazioni, Idraulici, Elettricisti, ImbianchiniConsolati e AmbasciateApri la mappa

Latinoamerica

¿Podrá Latinoamérica avanzar en el matrimonio igualitario?

¿Podrá Latinoamérica avanzar en el matrimonio igualitario?

12 ene.- La pugna de "poderes" por la "preservación" y la lucha de los Derechos Humanos (DDHH) comienza a acerrar filas en Latinomérica con mayor fuerza esta semana, ante el pronunciamiento que tuvo la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Cidh, en el que emplazó a sus países miembros a legislar en la materia de igual para aquellas personas que se "autoperciben" de una menra definida, en el entendido de la comunidad Lésbica, Gay, Transexual y Bisexual, Lgtb. Sin embargo, el escenario de que algún país miembro se retire de la organización está latente, sobremanetra en los ultraconservadores, en los que el clero, tiene un peso significativo.

Pero la comunidad Lgtb no se rinde y tiene como punto de partida el respeto hacia la familia, independientemente, de quiénes la conformen. El pronunciamiento de la Cidh obedeció a la "presión" ejercida en Costa Rica y sobre cómo en el ámbito legal, esta sería percibida en su documentación (licencia de conducir, actas de nacimiento, entre otras).

Costa Rica ha llevado a la palestra Latinoamericana el tema en el arranque de 2018 y obliga a otras naciones como Paraguay, en donde la población tiene una tendencia de más del 80% católica, a reflexionar sobre el tema.

La ecuación es simple: el respeto hacia los Derechos Humanos Universales que en América Latina comenzaron a visibilizarse en este tópico gracias a la apertura que dio Argentina, primera nación del continente en aceptar, permitir y legalizar la unión entre personas del mismo sexo.

Países como Colombia, Ecuador y Chile no han han permitido a la comunidad Lgtb desenvolverse en sociedades libres, en igual de condiciones que las familias heterosexuales y tradicionales. Pero la lucha no acaba acá.

Uno de los mayores anhelos tiene que ver con la permisología de la adopción, derecho que tienen las parejas heterosexuales y que algunos países no terminan de avanzar en materia lesgilativa.

La posición de la iglesia no deja de ser preocupante, gracias a las doctrinas que se promueven dentro de ella y a la radicalización dentro de las comunidades católicas. Sin embargo, el Papa Francisco ha tenido posturas que quizá algunos hayan catalogado de ambivalentes pero que sin duda han marcado el tema y la manera de asumirlo. ¿Quién soy yo para juszgar?

Sin lugar a dudas en el tema, aún no se vislumbra un final.

Marsha Lee